Hablemos de moda: Editoras de Vogue Parte I

    Si es un hecho, que de hablar de moda se trata; en los recientes años, quizá gracias a lo conectados que estamos, o simplemente una honda de la cual pocos se salvan, el fashion topic, ha dejado de ser para un grupo o género en específico.

Entre varios conceptos, en wikipedia podemos leer la moda como “criterios subjetivos asociados al gusto colectivo”  Me tome la libertad (y el gran gusto) de dedicar este post a quienes significan en esta industria el rango mayor: las editoras de Vogue.

Cuando en pensamos en editoras de moda en muy fácil asociar rápidamente el film Devil Wears Prada, si pensaste que el mundo de la moda es un tanto cruel desde el punto de vista de David Frankel, pues muchas reseñas, documentales y biografias nos dicen que ha de ser hasta peor (qué encanto). La película fue -casi- biográfica, inspirada en un libro el cual fue escrito por Laura Weisberger, ex asistente de la importantísima Anna Wintour.

Anna Wintor, hija de un cronista significativo del  periodismo ingles en el siglo XX, Charles Wintor; icono de la moda, es editora jefe de Vogue desde 1988. Imagen con estilo muy definido en la cultura popular americana, con enormes abrigos de piel, lentes de sol en los desfiles más su eterno y pulcro corte de cabello que tanto la identifica. El legado de Anna en Vogue, y el ingrediente que necesitaba la revista ha de ser: figuras del mundo del cine y de la música en sus portadas, desde Nicole Kidman, hasta Beyonce. Haciendo así, una jugada estratégica y refrescante que haría llamar  a un grupo juvenil, y un nuevo sequito de amantes de la moda y la revista Vogue.

Temida, frívola, una vida bastante privada y con uno de los puestos de trabajo más deseados (y envidiados) por muchas y muchos, Anna es sin duda la imagen de la mujer madura perfeccionista y con la mejor intuición de tendencias.

Emmanuelle  Alt su sello: producciones potentes y con una fuerte carga erótica. Su atractivo como mujer y editora es la comodidad que refleja cuando se le ve en eventos,  vistiendo jeans, tacones de corte muy básicos y bastante altos, plus  chaquetas en su mayoría over-size, que si llevamos a algún concepto estético podríamos llamarle rock & roll chic, muchas veces comparado con la eterna Kate Moss.  Emmanuelle dio curso a su carrera como editora de moda de la edición francesa de la revista Elle y años después, en 1990, se convirtió en la directora de moda de la publicación 20 ans.

Alt  también tiene una relación con el mundo de la moda, Ya que su madre era modelo de Lanvin Nina Ricci modelo en la década de 1960 y 70. Ademas su esposo Franck Durand, director artístico de la marca Isabel Marant.

¿Qué las diferencia de otras? Su estilo definido, nada más encantador que esto,  no es un secreto que, la marca personal es el éxito en cualquier ámbito en el que muchos han de estar. Y que Condé Nast Publications las bendiga.

Besis.

Carlos Montaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s