¿Conoces El Pendrive Humano?

Un personaje urbano de estampa dicharachera que canta varias canciones de reggaetón a ritmo de metralleta causó furor en las redes sociales y hasta en varios medios digitales venezolanos, donde se han difundido los videos que le toma la gente, donde la carcajada hace de banda sonora.

El hombre, de 48 años, se llama Antonio Vielma y los internautas venezolanos convirtieron sus apodos de “El Black Eyed Peas Venezolano” o “El Pendrive Humano” en algo más que una etiqueta de Twitter: lo comparten, lo comentan y gozan con su estilo único. “Cambio de voces, efectos especiales, y coreografía, todo en uno solo. Transformación completa de ser humano en maquinaria y, por si esto fuera poco, ‘vallenato total’ y ‘salsa laser’”.

Este talento, el cual asegura que desarrolló desde niño, lo ha llevado a conocer personas en varias partes del país. Desde Valencia hasta Caracas, el “pendrive” se toma en serio su rutina. Lleva consigo una carpeta que especifica su repertorio y sus contactos, se publicita y hace alarde de sus ‘talentos’. Afirma que le gusta hacer reír a la gente “y sé que lo hago bien, no me molesta que lo hagan, ese es mi sustento“.

Vielma cuenta que es valenciano –de Naguanagua-, tiene cinco hijos, una casa y su mamá ayuda a Vielma a atender “las llamadas de gente que me busca para contratarme. Cuando vengo a Caracas, me quedo en El Cementerio con unos familiares que tengo acá“. Asegura que la idea de hacer estas rutinas cómicas le surgió luego de intentar varios oficios sin mucho éxito. “Como no conseguía trabajo, hice uso de mi retentiva para aprenderme las canciones del momento. Afortunadamente, tengo una memoria prodigiosa” dice

Su primer video fue grabado en la capital carabobeña por miembros de la banda venezolana Rawayana y ya cuenta con más de 140.000 visitas. Hoy ya cuenta con más de 70 grabaciones rodando en la red social Youtube.

Previo a esa primera grabación, vivió muchas experiencias como trabajador de seguridad, albañilería y otros oficios. “Yo he hecho de todo, hasta hago casas chiquitas, grandes, redonditas, cuadraditas, como tú las quieras” dice con su voz dicharachera, pero con la seguridad de que lo que está diciendo es verdad.

No niega que pide plata por lo que hace, pero afirma que lo hace con elegancia. “Yo trabajo con el sistema ‘depósito-transferencia’. Yo hago mi rutina y luego pido mis emolumentos y la gente colabora. Eso en mis presentaciones de calle porque, cuando mi contratan, sí cobro lo que es”.

Dice que no está negado a recibir cualquier tipo de ayuda o apoyo privado o gubernamental. No obstante, afirma tajantemente que no la necesita. Con voz seria, Antonio Vielma asegura que cree en lo que hace. No suelta su sueño de grabar un disco, menos ahora que se ha convertido en una sensación de Internet gracias a los videos que suben a YouTube y Facebook los usuarios del Metro o de los centros comerciales por donde pasea. “Yo soy un talento nacional”, sentencia.

ca7df3865c1844c38b1f127bb11280a5.jpg

Créditos: Últimas Noticias, Andrés Tovar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s